Seguramente has escuchado o leído la siguiente afirmación: “si tu negocio no está en Google, no existe”. Es un lugar común particularmente rotundo que no obstante encierra una gran verdad: figurar en internet hace posible, de una manera incomparable, llegar a muchos más, captar su atención, interactuar con ellos por distintas vías, construir reputación y competir. Hoy, cuando es habitual el uso de la web para casi cualquier cosa, no tener presencia en Google representa ceder demasiadas ventajas a quien sí la tiene.

La consabida frase viene a cuento para de algún modo ilustrar un fenómeno no menos rotundo: el dominio de Google. ¿Diríase que si no estás en Google, no existes? Con una cuota de mercado mundial –para agosto de 2018- de 90.88% , Google es el buscador más usado, y si bien es cierto que Internet es cosa mucho más amplia y diversa, por dicho motor de búsqueda circula la abrumadora mayoría de cuanto se solicita y recibe. Encima, ha venido incorporando nuevos servicios (publicidad, video, redes sociales, estadísticas, apps, etc.) orientados a satisfacer las necesidades de difusión y desempeño de todos cuantos se vinculan a él o están en su ámbito.

Así pues, y más allá de sentencias y declaraciones, la importancia de Google es palmaria e inobjetable, y en modo alguno puedes pasarla por alto. Muy al contrario: súmate cuanto antes y ubica tu oferta en su radar, que es el radar del público que busca.

 

¿Cómo hacer que tu negocio aparezca en Google y, además, esté a la vista del usuario que te interesa?

No es suficiente estar en Google –aunque por allí se empieza-, ser un resultado más en medio miles o millones. La competencia en Internet está a la orden del día, luego es preciso un plan que lleve tu propuesta a los primeros lugares.

Tanto si tienes sitio web como si no, una estrategia de optimización en buscadores (SEO) permite que tu negocio sea ubicado, validado y rankeado. Se trata de un conjunto de buenas prácticas (gestión de palabras clave y redes sociales, creación de contenidos de valor, diseño responsivo y usable, por mencionar algunas) establecidas de conformidad con los criterios de Google y con tu intención de posicionamiento, el cual dependerá de las ventajas características de tu negocio y de lo que necesite tu público, pues tu público es el objetivo.

Google Mi Negocio: posicionamiento local ya

Una de las formas más rápidas y efectivas de aparecer y posicionarte en el más grande de los buscadores es a través de Google Mi Negocio. Esta herramienta, basada en la geolocalización, no solo te confiere la posibilidad de tener un espacio compuesto de fotos que ilustran tu oferta, contenidos, descripciones, dirección y señas por el estilo, sino que está hecha para incidir en los alrededores de tu zona. Gracias a que el usuario quiere soluciones ya y próximas al lugar donde se encuentra, o que a menudo recorre (¡no pierdas de vista la navegación móvil!), las búsquedas con orientación local han pasado a ser determinantes.

Además de aprovechar la ubicación para atraer (mapas, rutas de acceso al local, etc.), Google Mi Negocio alienta la participación del cliente, cuyas opiniones y valoraciones sobre el servicio recibido enriquecen tu reputación y sirven de referencia a nuevos interesados, fuera de que son consideradas por Google para fines de posicionamiento.

¡No esperes más! Toma ventaja sobre tus competidores. Tengas sitio web o no, abre tu perfil de Google Mi Negocio, optimízalo y empieza a aparecer en resultados de búsquedas locales.