Hacia finales de 2016 México alcanzó los 70 millones de internautas, de los cuales 95%, para esa misma fecha, ya eran usuarios de Facebook, según cómputos publicados por la Asociación de Internet.mx . Este dato es motivo suficiente para tomarte Facebook muy en serio.

Ahora bien, aprovechar al máximo el potencial de esta red social implica tener en cuenta algunas consideraciones para llegar con acierto al usuario deseado -y aumentar su número-, destacarte, reconocer el horario más favorable, mantener viva la participación y, en consecuencia, vender.

De inmediato comentemos qué medidas puedes aplicar para optimizar el funcionamiento de tu Facebook para Empresas:

  • Convierte a tu público inicial en portavoz de tu negocio. Exhorta a esos primeros seguidores (amigos, clientes, familiares) a que te recomienden y compartan tus publicaciones. De este modo le das un impulso a la credibilidad de tu servicio, lo cual, progresivamente, se traducirá en la llegada de nuevos fans.

 

  • Identifica muy bien a tus usuarios. A medida que vayas sumando seguidores, toma nota de las características de cada cual. Si bien a todos los une el entusiasmo por tu negocio, su comportamiento y necesidades son diversos. Este asunto es de capital importancia para diseñar contenidos en función de darle a cada quien lo que está buscando, y de atenderlos a todos en su justa medida. ¿Cómo lograrlo? De entrada, a partir de las inquietudes que recojas producto de la interacción con tu comunidad de fans: qué quieren, por qué preguntan, qué les interesa, qué los distingue… Son señales inequívocas que te indicarán el rumbo. Paralelamente, Facebook tiene su propia herramienta de análisis (Facebook Insights), que arroja métricas de este tipo: número de “Me Gusta” y procedencia, alcance de las publicaciones, número de veces que se ha compartido tu página, índice de interacciones, cuándo se conectan tus fans y desde qué dispositivos… De suerte que es aconsejable que te familiarices con su uso para ir optimizando la estrategia.

 

  • Cuida los contenidos. Trátese de una oferta de temporada, de un video promocional sobre la nueva colección de calzado para damas o de un artículo acerca de la resistencia de los materiales de tu fabricante, por ejemplo, resulta fundamental que dicha información esté bien elaborada. Que refleje calidad, en suma. Asimismo, rígete por la diversidad: combina formatos (imagen, video, texto), y alterna publicaciones de venta expresa con contenidos que le añadan valor a tu oferta (posts, tutoriales, guías, etc.). No pierdas de vista que el usuario actual no se conforma con una simple invitación a comprar; quiere aprender, tener una experiencia más rica, llevarse algo más.

 

  • Elabora un cronograma de publicación. ¿A qué hora publicar? En Facebook pueden ser dos veces al día, hacia la tarde. Sin embargo, no hay receta al respecto. Es preciso probar, medir la interacción y el tiempo de respuesta, lo cual te dará luces sobre el ritmo correcto. Intenta colgar el mismo contenido a distintos mementos del día, y observa de cerca el comportamiento de tus usuarios. Con la práctica darás con la hora clave que genere mayor reciprocidad.

 

  • Mantén el pulso de tu página. Al principio de este post te comentamos la importancia de ese primer impulso que, eventualmente, puedes conseguir con la ayuda de tu público inicial. No obstante, corres el riesgo de desperdiciarlo si tu atención flaquea. El pálpito de las redes sociales lo mantendrás siempre y cuando respondas oportunamente. Con Facebook estás en la posibilidad de configurar –muy fácilmente- mensajes de bienvenida y respuestas instantáneas –para cuando no estés activo, por ejemplo-, de modo que el contacto con tus seguidores no quede en el aire bajo ninguna circunstancia. Pero más allá de este respaldo, es imprescindible que te apresures a contestar de forma personalizada, para lo cual cuentas con el apoyo de los datos que cada seguidor apunta en su tarjeta: lugar de donde escribe, historial, entre otras pistas. Recuerda que tu comunidad depende de la interacción.

 

  • Engancha a través de eventos. Sin duda, es un recurso propicio para tu negocio. A través de la pestaña “Eventos” haces posible que los seguidores estén al corriente sobre la programación de tus actividades (reuniones, demostraciones, concursos, ferias) y que confirmen su asistencia. Además, las estadísticas te indican si el llamado tiene acogida o si por el contrario debes reorientarlo. De acuerdo al gigante de las redes sociales,35 millones de personas en el mundo ven un evento de Facebook al día. ¿Cómo no sacarle provecho?

Sigue estos consejos, prueba horarios de publicación y mide la participación. ¡Y corrige cuando sea necesario! Con el tiempo alcanzarás el ritmo que más te convenga.

Te invitamos a leer: Tendencias de Facebook 2018