logotipo-ventasclick-01-01.svg

remarketing-1.jpg¿Qué es el remarketing? ¿Cómo usarlo para que los clientes vuelvan? ¿Cómo prepararse para hacer remarketing?

El cliente que compra tus productos o servicios en la primera visita a tu sitio web es como alguien que se enamora a primera vista. Es decir, eso no sucede muy a menudo. De hecho, muchos compradores no hacen ninguna compra en su primera visita a un sitio. Algunos necesitan volver de 2 a 4 veces antes de pulsar “comprar”. Por ello, a menudo hay que volver a atraer a los clientes al sitio una vez que hayan abandonado tu tienda online.

El termino técnico para esa “segunda salida a cenar”, se llama remarketing o retargeting. Y aunque no sabías que se llama así, quizá ya lo estabas haciendo.

El remarketing funciona así: alguien visita tu sitio y tú instalas una cookie de seguimiento. Esa cookie registra que la persona visitó tu página web y recuerda qué hizo allí. Entonces tú puedes mostrarle publicidad sobre tu compañía y tus productos a esa persona cuando visite otros sitios.

Eso es el remarketing en pocas palabras, aunque necesitas de las siguientes 4 piezas básicas para practicarlo.

  • Visitantes activos

Tu sitio web necesita más visitantes activos. Investiga cuántas plataformas de remarketing requiere.

 

  • Apuntar hacía los clientes

 Averigua a quiénes les estarás haciendo remarketing. Mira quiénes de tus visitantes se merecen un cortejo (es decir, los que te van a ayudar a conseguir tus objetivos de negocio).

 

  • Etiqueta de remarketing

Necesitarás etiquetas de remarketing, es decir, un pedazo de código que recuerda a tus visitantes. Una vez que consigues esas etiquetas de tus plataformas de remarketing, debes utilizarlas en todas las páginas de tu sitio.

 

  • Publicidad online

La última pieza es tu publicidad online. La etiqueta de remarketing puede ayudarte a identificar aquello que ven tus avisos. Asegúrate de limitar qué tan seguido los usuarios verán tus anuncios: quieres seducirlos, no molestarlos.

Una vez que tienes todas las piezas, puedes diferenciar a distintos tipos de clientes potenciales: desde aquellos que solo están mirando, hasta los que ya te han comprado, y a los que puedes convencer para que compren más. Para esto, debes agruparlos en listas de remarketing.

Digamos que quieres incrementar las ventas a tus clientes actuales. Puedes crear una lista que incluya solo a visitante del sitio que haya comprado algo.

Si lo que quieres es enfocarte en la gente que abandonó tu carrito de compras sin comprar nada, en realidad deberías hacer dos listas. Una para la gente que llegó hasta el carrito de compras y otra para la gente que fue hasta la página de confirmación de pedido. Tu campaña publicitaria se mostrará a la gente de la primera lista, pero, incluirá a quienes aparezcan en la segunda.

O quizá, tu objetivo sea llegar a visitantes que han mirado una cierta categoría o tipo de producto. Si es así, la lista incluirá a cualquiera que haya visitado a la página por esa categoría en tu sitio. Por ejemplo, si quieres anunciar que hay una liquidación de zapatos, puedes mostrarle tu anuncio a cualquiera que haya estado por la sección de zapatos anteriormente.

Otro objetivo podría ser convertir a clientes recién adquiridos en clientes regulares. Esto se pone bastante avanzado, pero imaginemos ahora que quieres atraer a ciertos clientes de vuelta a tu sitio, entre los 30 y 90 días después de que hayan realizado la última compra. Puedes hacer una lista de 30 días de duración y una lista de 90 días de duración, y solo mostrarle los anuncios a la gente que está en la lista de 90 días, pero que no aparece en la lista de los 30.

 

Fuente: Primer de Google 2017.

 

Te puede interesar:

Te ayudamos a mejorar las ventas de tu negocio en Internet 

 

 

 

 

¿Quieres más clientes potenciales?

side-banner-vc.jpg

Suscríbete y recibe información con recomendaciones y tips que te ayudarán a generar más ventas.

Escribe tu correo electrónico

create-fb-ad.jpg
want-more-sales.jpg