logotipo-ventasclick-01-01.svg

estres laboral-1.jpgSupongamos que una conocida tuya tiene que asistir a un evento muy importante dentro de 6 meses, por lo que decide empezar a ponerse en forma desde ahora. Lo que ella necesita es apoyo moral y te pide que te inscribas al gimnasio con ella. Tú aceptas y la acompañas el primer día. Ella se encuentra sumamente motivada y llena de energía, pero como no sabe cómo, ni por dónde comenzar, te pide consejos y quiere que básicamente seas su entrenadora personal, ¿qué tipo de rutina elegirías para ella?

a) Que aproveche su nivel de energía, levante el peso más pesado y haga muchas repeticiones. Luego, que corra a toda velocidad en la cinta hasta que se agote, aunque no pueda moverse al día siguiente.

b) Que realice ejercicio a ritmo moderado y que, de a poco, vaya aumentando el peso que levanta, la distancia y la velocidad a la que corre.

 

La respuesta correcta es la b. Es mejor ir de forma moderada, así ella va desarrollando sus fortalezas y haciendo gimnasia de forma progresiva, con lo que tendrá mayores probabilidades de alcanzar su objetivo dentro de 6 meses.

Lo mismo pasa cuando se pone en marcha un nuevo negocio. A veces se puede tener la sensación de estar en el gimnasio haciendo una rutina que se encuentra más allá de tus posibilidades, por lo que es muy fácil cansarse al punto de no funcionar bien, ni gestionar tu negocio de manera efectiva.

Tienes que pensar en tu idea de negocio, cómo ponerla en práctica, la financiación de elaboración de presupuestos, los gastos, las ventas, el marketing, etc. Además de que tu empresa suele estar directamente relacionada con tus sueños y tu interés, de forma que su éxito o fracaso pueden afectarte psicológicamente.

 

Contrarresta el estrés emocional

Puedes adoptar las siguientes medidas, no solo para prepararte, sino para contrarrestar el estrés emocional, personal y el físico que conlleva a poner en marcha una empresa nueva, sino también para encontrar mayor energía y positivismo.

1) Asegúrate de que la gente que no está relacionada a tu negocio entienda de qué es tu empresa. Cuando tu familia ya amigos entienden lo que estás pasando, es más sencillo que comprendan y sepan cómo ayudarte.

 

2) Otra manera de contrarrestar el cansancio es tomándose una pausa. Puede parecer obvio, pero los dueños de empresas se agotan a menudo porque trabajan 24 horas al día. Lo que tienes que hacer es programar un rato en tu día, semana, mes o año y renovar energías. Eso no significa que tengas que irte de vacaciones, pero si que puedes hacer más cosas en tu día que solo trabajar.

 

3) Busca apoyo en otros dueños de empresas. Busca comunidades online donde la gente habla de lo que significa manejar un negocio y comparte consejos, aprendizajes y desafíos.

 

4) Adopta medidas para que tus tareas estén bajo control. Establece un programa flexible que te suficiente tiempo para finalizar tus tareas y te oriente en tu día y en tu semana. En vez de preguntarte cuándo tienes tiempo para realizar algo.

 

5) Desarrolla procesos y encuentra formas efectivas de cumplir con las tareas y ponlas por escrito para no empezar de cero todo el tiempo. Por ejemplo, puedes redactar un email modelo de seguimiento para enviarle a nuevos clientes o una plantilla de los posteos de tu blog, en caso de tenerlo.

 

Y como no queremos que la información que te dimos te estrese todavía más, dejamos esté texto hasta aquí, pero no sin antes recordarte que tienes poner atención en los puntos anteriores. Eso hará la diferencia entre tu estrés o tu tranquilidad.

 

 

También te puede interesar:

  

¿Quieres más clientes potenciales?

side-banner-vc.jpg

Suscríbete y recibe información con recomendaciones y tips que te ayudarán a generar más ventas.

Escribe tu correo electrónico

create-fb-ad.jpg
want-more-sales.jpg